viernes, 19 de agosto de 2016

Espeluznantes relatos de tortura, condiciones inhumanas y muertes masivas en prisiones de Siria

En un nuevo y abrumador informe publicado hoy, Amnistía Internacional pone al descubierto las terribles experiencias de personas detenidas que han sufrido tortura y otros malos tratos generalizados en prisiones de Siria donde, desde que comenzó la crisis en marzo de 2011, la organización calcula que han muerto bajo custodia 17.723 personas, una media de más de 300 muertes cada mes.

video


‘It breaks the human’: Torture, disease and death in Syria’s prisons documenta crímenes de lesa humanidad cometidos por las fuerzas del gobierno. Repasa las experiencias de miles de personas detenidas por medio de los casos de 65 sobrevivientes de tortura que describieron los terribles abusos y las condiciones inhumanas imperantes en las secciones de seguridad de las agencias de inteligencia sirias y en la prisión militar de Saydnaya, a la afueras de Damasco. La mayoría de estos supervivientes explicaron que habían visto morir a personas bajo custodia, y algunos dijeron que habían estado recluidos en celdas junto con cadáveres.

“El catálogo de relatos de horror incluidos en este informe describe con espantoso detalle los terribles abusos que las personas detenidas sufren de manera habitual desde el momento de su detención —y a lo largo de su interrogatorio y su reclusión— tras las puertas cerradas de los infames centros de los servicios de inteligencia de Siria. Esta experiencia es con frecuencia mortal, pues las personas detenidas corren el riesgo de morir bajo custodia en cualquier momento mientras la sufren”, ha señalado Philip Luther, director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“Las fuerzas del gobierno sirio llevan decenios utilizando la tortura como medio para aplastar a sus oponentes. En la actualidad se lleva a cabo en el marco de un ataque sistemático y generalizado contra toda persona sospechosa de oposición al gobierno en la población civil, y constituye un crimen de lesa humanidad. Es preciso llevar ante la justicia a los responsables de estos crímenes horrendos.” “La comunidad internacional, en particular Rusia y Estados Unidos, que presiden conjuntamente la conversaciones de paz sobre Siria, debe dar la máxima prioridad a estos abusos en sus negociaciones tanto con las autoridades como con los grupos armados, y presionarlos para que pongan fin al uso de la tortura y otros malos tratos.”Amnistía Internacional pide también que todos los presos de conciencia sean puestos en libertad, que todos los demás sean excarcelados igualmente si no van a ser juzgados con prontitud y de acuerdo con las normas internacionales sobre juicios justos y que se permita el acceso inmediato y sin restricciones de observadores independientes a todos los lugares de detención.El informe pone de relieve nuevas estadísticas del Grupo de Análisis de Datos de Derechos Humanos (HRDAG), organización que aplica enfoques científicos al análisis de las violaciones de derechos humanos, según las cuales en Siria murieron bajo custodia 17.723 personas entre marzo de 2011, cuando comenzó la crisis, y diciembre de 2015. Estas cifras equivalen a un promedio de más de 300 muertes al mes. En el decenio terminado en 2011, Amnistía Internacional registró una media de alrededor de 45 muertes bajo custodia cada año en Siria, lo que equivale a entre tres y cuatro personas al mes.

Sin embargo, se trata de una estimación moderada, pues tanto el HRDAG como Amnistía Internacional creen que, con decenas de miles de personas sometidas a desaparición forzada en centros de detención de toda Siria, la cifra real probablemente sea aún mayor.

Para la presentación de este informe, Amnistía Internacional ha trabajado también en colaboración con un equipo de especialistas deForensic Architecture para crear una reconstrucción virtual en 3D de Saydnaya, una de las prisiones más infames de Siria. Por medio de reproducciones arquitectónicas y acústicas y descripciones de personas que estuvieron detenidas, la reconstrucción da vida al terror que sufrían a diario y a sus espantosas condiciones de reclusión.

“Utilizando técnicas de reproducción en 3D y los recuerdos de quienes sobrevivieron a los atroces abusos sufridos allí, por primera vez podemos vislumbrar de verdad el interior de una de las prisiones más infames de Siria”, ha añadido Philip Luther.

Abusos en todas las etapas

La mayoría de los supervivientes contaron a Amnistía Internacional que los abusos comenzaban en el instante mismo de la detención y continuaban durante su traslado a un centro de detención, sin ni siquiera haber puesto aún el pie en él.

Explicaron que, a su llegada al centro, pasaban por el rito de la “fiesta de bienvenida”, en la que les propinaban brutales palizas, a menudo con barras de silicona o metal o con cables eléctricos.

“Nos trataban como a animales. Querían que la gente fuera lo más inhumana posible [...] Vi la sangre; era como un río [...] Nunca imaginé que la humanidad pudiera caer tan bajo [...] no tenían ningún problema en matarnos allí mismo”, explicó Samer, abogado detenido cerca de Hama.

Según los relatos, esas “fiestas de bienvenida” iban a menudo seguidas de “chequeos de seguridad”, en los que especialmente las mujeres eran sometidas a violación y agresión sexual por los guardias.

En las dependencias de los servicios de inteligencia, los detenidos eran sometidos de manera incesante a tortura y otros malos tratos durante su interrogatorio, por lo general para obligarlos a hacer “confesiones” o facilitar otra información como castigo. Entre los métodos habituales figuraban las técnicas conocidas como dulab (obligar a la víctima a permanecer con el cuerpo contorsionado dentro de un neumático) y falaqa (azotarla en las plantas de los pies). También se sometía a los detenidos a descargas eléctricas o a violación y violencia sexual, o les arrancaban las uñas de las manos y los pies, los escaldaban con agua caliente o los quemaban con cigarrillos.

Ali, que estuvo detenido en la sección de los servicios de Inteligencia Militar de Homs, describió cómo lo habían puesto en la postura en tensión conocida como shabeh, colgado de las muñecas durante varias horas y golpeado reiteradamente.

Las malas condiciones de reclusión en las dependencias de los servicios de inteligencia, incluidos hacinamiento, falta de comida y de atención médica y saneamiento insuficiente, constituyen trato cruel, inhumano y degradante y están prohibidas por el derecho internacional.

Las personas supervivientes explicaban que habían estado recluidas en celdas tan llenas, que tenían que dormir por turnos o dormir agachadas.

“Era como estar en una sala de personas muertas. Intentaban acabar con nosotros allí”, dijo Jalal, que había estado detenido.

Otro detenido,“Ziad” (nombre ficticio, utilizado para proteger su identidad), dijo que un día había dejado de funcionar la ventilación en la Sección 235 de los servicios de Inteligencia Militar de Damasco y habían muerto siete personas por asfixia:

“Empezaron a darnos patadas para ver quién estaba vivo y quién no. Dijeron a otro superviviente y a mí que nos levantáramos [...] y es cuando me di cuenta de que [...] habían muerto siete personas, de que había dormido junto a los siete cadáveres... [luego] vi el resto de los cadáveres en el pasillo, alrededor de 25 más.”
Los detenidos contaban también que el acceso a alimentos, agua y saneamiento era a menudo muy restringido. La mayoría decían que no les dejaban lavarse bien. En entornos así, las plagas de sarna y piojos y las enfermedades proliferaban. Como a la mayoría de los detenidos se les negaba el acceso a servicios médicos adecuados, en muchos casos se venían obligados a curarse unos a otros con los medios más rudimentarios, lo que contribuyó también al espectacular aumento del número de muertes bajo custodia registrado desde 2011.
Por lo general, los detenidos no tienen acceso a médicos, a sus familias ni a abogados en estos centros, por lo que este trato constituye en muchos casos desaparición forzada.

La prisión militar de Saydnaya

En muchos casos, los detenidos pasaban meses, o incluso años, en los centros de las diversas agencias de inteligencia. Algunos acababan siendo sometidos a indignantes juicios injustos ante tribunales militares, que a menudo no duraban más que unos minutos, antes de ser trasladados a la prisión militar de Saydnaya, donde las condiciones son especialmente duras.

“En [los centros de los servicios de inteligencia] la tortura y las palizas eran para hacernos ‘confesar’. En Saydnaya parecía que la finalidad era la muerte, alguna forma de selección natural, para librarse de los débiles en cuanto llegaban”, dijo Omar S.

En Saydnaya, la tortura y otros malos tratos parecen ser parte de un afán implacable por degradar, castigar y humillar a los presos. Las personas supervivientes contaban que eran habituales los casos de presos muertos a golpes.

Salam, abogado de Alepo que había pasado más de dos años en Saydnaya, dijo: “Cuando me llevaron dentro de la prisión, pude oler la tortura. Es un olor especial a humedad, sangre y sudor; es el olor de la tortura.

”Contó el caso de un entrenador de Kung Fu a quien los guardias habían matado a golpes al descubrir que había estado entrenando a otros presos en su celda: “Mataron en seguida a golpes al entrenador y a otros 5, y luego continuaron con los otros 14. Murieron todos en menos de una semana. Vi la sangre salir de la celda”.

Las personas recluidas en Saydnaya pasan al principio varias semanas seguidas en celdas subterráneas, donde se congelan de frío en invierno y no pueden conseguir mantas. Luego las llevan a celdas de la superficie, donde continúa su sufrimiento.

Privadas de alimentos, algunas dijeron que comían cáscaras de naranja y huesos de aceituna para no morir de hambre. Se les prohíbe hablar y mirar a los guardias, que las someten de manera habitual a humillaciones y burlas sin motivo aparente.

Omar S contó que en una ocasión un guardia había obligado a dos hombres a desnudarse para que uno violara al otro, amenazándole con la muerte si no lo hacía.

“La naturaleza deliberada y sistemática de la tortura y otros malos tratos en la prisión de Saydnaya representa la forma más elemental de crueldad y una falta despiadada de humanidad”, ha afirmado Philip Luther.
ç
“La comunidad internacional debe dar prioridad a la necesidad de poner fin a estos terribles y arraigados abusos. Rusia lleva años utilizando su derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para proteger a su aliado, el gobierno sirio, e impedir que responsables concretos del gobierno y las fuerzas armadas sean llevados ante la justicia por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional. Es preciso poner fin ya a esta a vergonzosa falta de humanidad ante el sufrimiento en gran escala.

”La mayoría de las personas supervivientes de tortura y otros malos tratos han quedado marcadas física y psicológicamente por su terrible experiencia. La mayoría huyeron tras quedar en libertad y se encuentran entre los más de 11 millones de sirios y sirias que han sido desplazados de sus hogares.

Amnistía Internacional pide a la comunidad internacional que garantice que las personas supervivientes de tortura reciben el tratamiento médico y psicológico y el apoyo social necesarios para su rehabilitación, y tiene en marcha una ciberacción para pedir que se acaben de una vez estas atrocidades.

jueves, 18 de agosto de 2016

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Por el respeto inmediato del derecho humanitario internacional

  • 130 millones de personas en todo el mundo necesitan asistencia humanitaria para sobrevivir
  • Los ataques a escuelas y hospitales han alcanzado niveles nunca antes producidos; tales ataques suponen una flagrante violación de las leyes internacionales que protegen a la población civil
  • A lo largo de este año, 127 trabajadores y trabajadoras humanitarias han perdido la vida
  • Urge un inmediato respeto por el derecho internacional humanitario que garantice la asistencia y protección de la la población civil.
18 de agosto de 2016. Un día para rendir homenaje a las víctimas inocentes que mueren cada día a causa de los conflictos y la violencia; una fecha para recordar también a las trabajadoras y trabajadores humanitarios que las acompañan. Este año, el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria viene marcado por violaciones sistemáticas del derecho humanitario internacional que suponen gravísimas consecuencias de para la población civil.

Los conflictos, la violación sistemática de derechos humanos y el cambio climático han expulsado de sus hogares a más de 60 millones de personas. La situación en algunos lugares de planeta es de extrema gravedad; 130 millones de personas necesitan asistencia humanitaria urgente.

Destacamos algunos de los lugares en los que la asistencia humanitaria se necesita de manera urgente.

NIGERIA. El país vive una crisis humanitaria de dimensiones alarmantes. Las actuaciones del grupo terrorista Boko Haram y las operaciones gubernamentales para contrarrestarlo están generando situaciones de extrema gravedad. La violencia se ha extendido desde el noreste de Nigeria a Chad y Camerún. Según datos de Naciones Unidas, 2,7 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y más de 9 millones necesitan ayuda humanitaria urgente. A pesar de la gravedad de la situación, la crisis que afecta a Nigeria parece ser invisible para el mundo. Es urgente que se garanticen corredores humanitarios que permitan la llegada de alimentos. Se estima que miles de personas han muerto ya.

SIRIA. En lo que va de año -el sexto desde el inicio de la guerra-, más de 25 hospitales y clínicas han sido destruidos por ataques aéreos, matando a pacientes y a personal sanitario. También han sido destruidas depósitos de agua potable y mercados. Los ataques a la población civil son permanentes. La Comisión Internacional de Investigación para Siria ha expresado su preocupación por la seguridad de los civiles;  especialmente 100.000 niñas y niños atrapados en el este de la ciudad de Alepo, tras la reciente escalada de enfrentamientos entre fuerzas gubernamentales y rebeldes. La escasez de alimentos, según algunos expertos, podría responder a una estrategia de asedio a través de una táctica de “rendición o fallecimiento por hambre”. La situación es extremadamente crítica y exige una respuesta inmediata y multidimensional que proteja a la población y garantice sus derechos.

YEMENTras un año y medio de conflicto, más de 13 millones de personas necesitan asistencia inmediata para sobrevivir; casi 3 millones han tenido que abandonar sus casas en busca de refugio. La situación humanitaria es extrema. El pasado 15 de agosto, las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudita bombardearon un hospital de la organización Médicos sin Fronteras en la ciudad de Abs. Se trata del cuarto ataque en menos de 12 meses; causó la muerte de 19 personas, 24 resultaron heridas. Como en el caso de Siria y Nigeria, la asistencia humanitaria y la protección de la población civil deben garantizarse de manera inmediata.

Responsabilidades compartidas
Las partes implicadas en los conflictos tienen la obligación de respetar el derecho humanitario internacional y garantizar el acceso humanitario –sostenido e incondicional- a todas las personas que necesitan asistencia.  Deben finalizar, de manera inmediata, los ataques a hospitales y escuelas.

Los líderes políticos internacionales también tienen su parte. En primer lugar deben asumir sus compromisos en materia de asistencia humanitaria. Deben, en segundo lugar, hacer respetar el derecho humanitario y sancionar a quien lo viole. Y por último, deben promover procesos de paz y diálogo alejados de intereses políticos y geoestratégicos; los acuerdos internacionales en materia de comercio de armas deben cumplirse de manera inmediata.

Como trabajadores y trabajadoras humanitarias denunciamos la violación sistemática de derecho humanitario internacional y sus gravísimas consecuencias sobre la población que sufre directamente los conflictos. Denunciamos que el personal humanitario es a menudo objetivo de los ataques, lo que deriva en grandes dificultades y peligros para ejercer adecuadamente su trabajo.

Ni las personas directamente afectadas por estos conflictos ni el personal humanitario tienen en su mano acabar con estas crisis. Las responsabilidades están sobre la mesa; partes implicadas y líderes internacionales deben asumirlas.
------------------------------------------------------

Este año, el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria se celebra bajo el lema “Una humanidad”.  Se centrará en los resultados de la Cumbre Humanitaria Mundial que reunió a decenas de líderes mundiales en Estambul en mayo; especialmente en los compromisos de los Estados para apoyar a las personas afectadas por la crisis y garantizar que el personal humanitario entrega de manera segura y eficaz la asistencia que necesitan.

martes, 16 de agosto de 2016

Siria: Niña de 10 años será operada de urgencia tras su evacuación de la asediada ciudad de Madaya

Ghina Ahmad Wadi, de 10 años, resultó herida de gravedad por el fuego de un francotirador desde un puesto de control de las fuerzas gubernamentales sirias en Madaya © Private.
Gracias a la presión internacional, una niña siria de 10 años que resultó herida de gravedad por el fuego de un francotirador desde un puesto de control de las fuerzas gubernamentales sirias en Madaya fue evacuada con éxito anoche para ser operada de urgencia; así lo ha confirmado Amnistía Internacional.

Según la Media Luna Roja Árabe Siria, Ghina Ahmad Wadi y su madre han sido escoltadas desde la localidad sitiada hasta Damasco durante la noche. Su evacuación ha sido posible tras los llamamientos de la tía de la niña, que reside en Reino Unido, apoyados por Amnistía Internacional entre otros.

“Es un avance muy positivo, que podría ser la salvación de Ghina, una niña muy valiente que había quedado atrapada por estar en el lugar y el momento equivocados. Es indignante que la dejaran sufriendo tantos días antes de concederle este permiso vital”, ha dicho Magdalena Mughrabi-Talhami, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África.



“Amnistía Internacional tiene información sobre otros muchos civiles de Madaya que están gravemente enfermos o heridos –algunos llevan hasta dos meses así– y necesitan ya asistencia médica urgente", ha señalado Magdalena Mughrabi-Talhami, que asegura que "todas las partes del conflicto armado de Siria deben proteger a la población civil y garantizar que se permite la llegada de la ayuda humanitaria, incluidas provisiones médicas esenciales, a Madaya y otras zonas sitiadas con carácter prioritario. Deben permitir y facilitar en lo posible la evacuación de los civiles que quieran irse".

El 2 de agosto, cuando iba a comprar medicamentos para su madre, Ghina Ahmad Wadi fue alcanzada en una pierna por disparos de un francotirador apostado en el puesto de control de Abdel Majed. La munición impactó en su muslo izquierdo, causándole una complicada fractura ósea y seccionándole un nervio. Su hermana de ocho años, que estaba con ella, también resultó herida.

Madaya está sitiada por las fuerzas del Gobierno sirio en alianza con combatientes de Hezbolá, y la familia de Ghina pidió a las autoridades sirias que autorizaran su evacuación a un hospital de Damasco o de Líbano; la petición fue denegada durante casi dos semanas.
Un médico que trabaja en un hospital de campaña en Madaya contó a Amnistía Internacional que la niña necesitaba cirugía de urgencia que no podía practicársele en Madaya, ciudad que lleva desde julio del año pasado sometida a un duro asedio por el Gobierno. A falta de cirugía, a Ghina se le administraban sedantes, morfina entre otros, que sólo conseguían calmar los terribles dolores que padecía durante 10 o 15 minutos.  “Los niños no deberían tener parte en esta terrible guerra... Sé que Ghina es sólo una entre muchos miles de niños que están viviendo cosas que no deberían, pero a ella es posible ayudarla con relativa facilidad y debemos hacer todo lo que podamos para que así sea”, contó anteriormente a Amnistía Internacional Fadah Jassan, tía de Ghina Ahmad Wadi, que reside en Reino Unido.

lunes, 8 de agosto de 2016

Los asesinatos del terrorismo machista han dejado huérfanos a 16 niños en lo que va de año en España

Un total de 16 menores víctimas de violencia de género han quedado huérfanos en lo que va de año en España, según los últimos datos de la Delegación para la Violencia de Género del Gobierno. A ellos hay que sumar un caso con resultado de muerte en Almería, el 24 de junio, y aún se […]


 
                                  Foto AgustÍn Millán 

Un total de 16 menores víctimas de violencia de género han quedado huérfanos en lo que va de año en España, según los últimos datos de la Delegación para la Violencia de Género del Gobierno. A ellos hay que sumar un caso con resultado de muerte en Almería, el 24 de junio, y aún se investiga el asesinato de un menor en Vitoria-Gasteiz (Álava) el 25 de enero.
Según la ficha resumen con los datos provisionales de los que dispone el citado organismo (actualizados a 2 de agosto), el perfil del agresor corresponde al de un hombre español (en casi el 67% de los casos) de entre 31 y 64 años.
En los casos registrados en lo que va de año, siete de ellos tenían entre 31 y 40 años (el 25,9% del total), ocho entre 41 y 50 años (el 29,6%) y cinco entre 51 y 64 años (el 18,5%). Ocho de los 27 agresores intentaron quitarse la vida y la mitad de ellos consumaron el sucidio.
La estadística también refleja que en el 44,4% de los casos de mujeres asesinadas (12) había denuncia previa y que en el 18,5% de las situaciones había incluso medida de protección en vigor. Aun así, las cinco mujeres que corresponden a este porcentaje fueron asesinadas.
Los datos, además de las 27 mujeres asesinadas y un menor, también muestran queseis casos de mujeres continúan en investigación (además del citado caso del menor de Álava). De confirmarse todos ellos, con esas 33 asesinadas hasta agosto se superaría el número de mujeres muertas por violencia de género del año pasado (28 en el mismo periodo de tiempo, 60 en todo el año), y los datos de 2009, 2012, 2013 (con 32 y 56; 32 y 52; y 32 y 54, respectivamente), aunque sería una de las cifras más bajas registradas hasta agosto en los últimos 11 años.


Turquía: Respuesta a la declaración del presidente Erdogan respecto a que aprobaría la reintroducción de la pena de muerte

En respuesta al discurso pronunciado ayer por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, en el que dijo que “la mayor parte del mundo” tiene la pena de muerte y que él aprobaría la decisión del Parlamento turco de reintroducirla en Turquía, 

Fotis Filippou, director adjunto de Amnistía Internacional para Europa, ha declarado:
“Amnistía Internacional ha recibido con alarma las declaraciones de que se podría reinstaurar la pena de muerte con efecto retroactivo como castigo para los responsables de la tentativa de golpe de Estado. 

Esta medida violaría los tratados internacionales de derechos humanos en los que Turquía es parte, así como la propia Constitución del país".

“La atroz violencia cometida por quienes estuvieron detrás del intento fallido de golpe de Estado del 15 de julio provocó la trágica pérdida de más de 200 vidas, y el Gobierno turco debe llevar a todos los responsables de esos delitos ante la justicia. Sin embargo, debe hacerlo mediante juicios justos en los que no se aplique la pena de muerte".

“Turquía abolió la pena de muerte para todos los delitos en 2004 y es uno de los 103 países que lo han hecho. La reintroducción de este exponente máximo de pena cruel, inhumana y degradante supondría un fuerte revés para los derechos humanos".

jueves, 4 de agosto de 2016

La sentencia del Tribunal Constitucional sobre exclusión sanitaria ignora los tratados de derechos humanos firmados por España

Amnistía Internacional, el Centro por los Derechos Económicos y Sociales, Médicos del Mundo, Red Acoge, REDER y semFYC reiteran que la reforma sanitaria contraviene los estándares internacionales de derechos humanos y es regresiva respecto al derecho a la salud.


Madrid.- Amnistía Internacional, el Centro por los Derechos Económicos y Sociales, Médicos del Mundo, Red Acoge, la Red de Denuncia y Resistencia al RDL 16/2012 (REDER) y la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) muestran su preocupación por la sentencia del Tribunal Constitucional, que avala el Real Decreto Ley 16/2012 (en adelante, RDL) y consolida la exclusión de la atención sanitaria gratuita para las personas migrantes en situación administrativa irregular. 

Las organizaciones lamentan que el Tribunal Constitucional ignore los tratados internacionales y las recomendaciones de los mecanismos regionales e internacionales de derechos humanos, cuando la propia Constitución obliga a interpretar los derechos contenidos en ésta a la luz de los tratados internacionales. Al contrario, en esta sentencia el Tribunal Constitucional da carta blanca a que se modelen los derechos fundamentales en función de criterios económicos generales. 

El Tribunal Constitucional, mediante esta sentencia, legitima la reforma sanitaria bajo la premisa de la existencia de una “situación de urgente y extrema necesidad” y de “grave dificultad económica sin precedentes desde la creación del Sistema Nacional de Salud”. En este sentido, considera proporcionado limitar el acceso a la atención sanitaria gratuita a las personas migrantes en situación administrativa irregular, colectivo que se encuentra en situación de máxima vulnerabilidad, con el fin de, según la sentencia, preservar el mantenimiento del sistema sanitario público. De este modo, consagra una visión regresiva sin suficiente justificación sobre el derecho a la salud en España. 

Las organizaciones señalan que el Tribunal Constitucional ignora abiertamente los criterios que, según el derecho internacional, tienen que respetar las políticas de austeridad para cumplir con las obligaciones derivadas de los tratados internacionales de los que España es estado parte: cualquier medida regresiva ha de ser temporal, estrictamente necesaria y proporcionada; no puede ser discriminatoria, debe tener en cuenta todas las alternativas posibles y se debe identificar y proteger el contenido mínimo esencial del derecho a la salud. Los contextos de crisis económica no rebajan ni eliminan las obligaciones de derechos humanos de un Estado. 

Las organizaciones también muestran su preocupación por la ausencia de un análisis detallado y ponderado que avale y documente de manera pormenorizada la “grave dificultad económica sin precedentes desde la creación del Sistema Nacional de Salud” a la que se refiere la sentencia que respalda un recorte en el derecho a la salud con potenciales impacto graves en la población afectada. 

Desde que entró en vigor el RDL, el 1 de septiembre de 2012, más de 748.000 personas se han quedado sin tarjeta sanitaria y han quedado excluidas del Sistema Nacional de Salud, según los últimos datos facilitados por el Gobierno. 

Conexión entre salud, vida, dignidad e integridad física. 

El Tribunal Constitucional estima en su sentencia que la reforma sanitaria no constituye una vulneración del derecho a la salud, considerado un mero “principio rector de política económica y social”. Las organizaciones lamentan esta interpretación tan restrictiva, que permite al legislador regular las condiciones de acceso y titulares de este derecho, sin tener en cuenta las obligaciones que imponen a las autoridades españolas los tratados internacionales que regulan el derecho a la salud, de los que España es parte. 

Igualmente, el Tribunal considera que la exclusión sanitaria no es contraria al necesario respeto de la dignidad humana, puesto que, según la sentencia, esta está garantizada con el acceso a los servicios de urgencia, a los menores y mujeres embarazadas. Sin embargo, la falta de acceso a sistemas de prevención en atención primaria así como a cuidados especializados o paliativos podrían tener un grave impacto en la vida de estas personas. 

Además, el Tribunal Constitucional obvia la conexión entre el derecho a la salud y el derecho a la vida y a la integridad física,algo que sí destaca en sus autos anteriores sobre la legislación vasca y navarra respecto a la universalidad del derecho a la salud. En ellos, el Tribunal afirma que “el derecho a la salud y el derecho a la integridad física de las personas afectadas por las medidas impugnadas, así como la conveniencia de evitar riesgos para la salud del conjunto de la sociedad, poseen una importancia singular en el marco constitucional, que no puede verse desvirtuada por la mera consideración de un eventual ahorro económico”. 

Sin embargo, en la reciente sentencia, el Tribunal concluye que la exclusión sanitaria es “coherente y congruente con los problemas que se quieren solucionar y la situación económica que se pretende controlar”. En este sentido, Amnistía Internacional, el Centro por los Derechos Económicos y Sociales, Médicos del Mundo, Red Acoge, REDER y semFYCrecuerdan que más de una docena de mecanismos de Naciones Unidas y del Consejo de Europa han calificado la reforma sanitaria de “novedad lamentable” o “contraria al principio de no discriminación” y han instado a España al restablecimiento de la universalidad del derecho a la salud. 

Además, el Tribunal Constitucional parece obviar que, en tanto que el sistema sanitario público español se financia a través de impuestos directos e indirectos, estas personas también contribuyen a su sostenibilidad. 

Las organizaciones renuevan su compromiso y esfuerzo por conseguir la vigencia plena del derecho a la salud universal en España y, por tanto, continúan exigiendo al Gobierno y al Congreso la derogación del RDL y la restitución de un sistema de acceso universal para todas las personas independientemente de su situación administrativa.